Corría el año 1770…

Así podría empezar cualquier novela para dar inicio a una boda especial, y digo especial puesto que Almudena y Natalio decidieron hacer una puesta en escena espectacular, si si, puesta en escena por que la verdad… todo parecía una película.

Después de su boda de epoca me propusieron realizar esta magnifica postboda, en el palacio del Marqués de Santa Cruz lo que hizo que el escenario y sus vestidos te transportaran directamente a la época.

De hecho algunos visitantes que pasaban por el palacio pensaban que la visita era teatralizada 

Prev Postboda Miriam y Adrián
Next Comunión Irene

Leave a comment

Right Click Block